lunes, 16 de enero de 2012

Hora de cierre

Y debió llegar antes, sea honesta Srta Leroca, sea honesta.


Este blog lleva en coma demasiado tiempo, pero como todo buen fan Grey's Anatomy sabe, desenchufar a los seres queridos es doloroso y puede tener efectos devastadoramente destructivos si no se le da el tiempo necesario. Se necestia tiempo para reconciliarte con los dioses por lo que no salió bien, tiempo para acallar los remordimientos de conciencia, tiempo que pacifique los impulsos pasivo-agresivos de aferrarse a lo que sea e intentar la tan manida maniobra de resucitación una vez más.

Pues bien, en esta civdad que he tenido el placer de compartir con habitantes y turistas ocasionales, ese tiempo ya ha pasado y ahora llega el momento de apagar las luces, apurar las copas y balancearse hasta la salida al ritmo de la canción de cierre.

Yo seguiré aquí, al otro lado, leyéndolas siempre, comentádolas de vez en cuando, y con suerte, escribiendo algo. Y esta civdad aquí queda de momento, a expensas de que la arqueología bloggera sea benévola con ella.

Lo dicho, fue un placer.
Hasta siempre.

Eva





domingo, 9 de octubre de 2011

4x01 (El día de) Comprar pañuelos en panaderías

¿T
e paraste a pensar alguna vez que la vida -la tuya, la mía, la del vecino del quinto, la del chico al que miras con disimulo en el metro, la de tu padre, la de quien te vende el periódico y hasta la de la cajera del super- está llena de marcas temporales a golpe de celebración: Navidad, Cumpleaños, Carnavales, Fiestas de Verano y Bautizos?
 
                                                                           Vía Weheartit

La vida se escurre entre momentos de brindis y regalos y resulta que viste a tus amigos en el último cumpleaños, a tus primos en la fiesta de Nochevieja y saliste con aquel chico de los vaqueros rotos que hacía un ruidito con la lengua al final de cada frase entre Fallas y la boda de tu compañera de trabajo (hasta la víspera de la boda de tu compañera de trabajo, de hecho). Las celebrations, los días excepcionales, se convierten en señales que marcan nuetros tiempos particulares, nuestros caminos más personales; señales que nos ayudan en eso tan melancólico de echar la vista atrás, ya sea cotilleando con las amigas a la hora del café o haciendo restrospectivas reflexiones vitales.

Señales, de eso va la Cuarta Temporada de esta CiVdad que se estrena hoy, 9 de Octubre, día de Sant Donís, día de los enamorados en Valencia, día en el que se regalan dulces hortalizas de mazapán envueltas en 'mocaors' conmemorando la entrada de las tropas de Jaime I en la ciudad, otro día marcado en el calendario, otra señal. 
De éstas y otras señales hablaremos las próximas semanas.
De momento, disfrutad del día.

Y para que no haya duda, por supuesto, hoy, no ha habido caballero que me trajera el postre ;)
Eva sigue buscando en la CiVdad 
Feliç Nou d'Octubre a tots!

viernes, 7 de octubre de 2011

Como los niños al cole,
como los pájaros al Sur, 
como McDreamy a la tele,
 
Eva vuelve a la Civdad

(y amenaza con quedarse)

A partir del 9 de Octubre, una nuEVA temporada en la ciVdad, 
en sus pantallas.


 
Imagen vía weheartit


viernes, 3 de junio de 2011

3x09 Buscando algo más

M
ayo me ha hundido en una montaña de papeleo vario que ha terminado por ahogarme el bonometro con tanto viaje al centro. En una de esas mañanas ajetreadas entre la fotocopia del DNI y el registro de entrda me topé con Paz, una amiga de la Universidad a la que llevaba años sin ver.
¿Tienes tiempo para un café? Y lo cierto es que no lo tenía, pero asentí sonriente. Al fin y al cabo era ella la abogada ocupadísima de agenda complicada. Un poco de ese bla, bla, bla habitual socialmente cortés y me suelta un "¿Sabes? Creo que tienes razón,  que ya no queda sexo en la ciudad..." "Te leo", me dice entonces como en una nota aclaratoria a pie de página, y continua: "No para nosotras".
Sigo escuchándola atónita y lo que me sorprende no es que ella se pasee por esta civdad, sino que tampoco encuentre sexo en esa otra ciudad real y surrealista en la que vivimos y a la que los más modernos y la gente que trabaja en aeropuertos llaman VLC. 
Paz es una mujer estupenda, a la que sin talla de pasarela ni belleza evidente nunca le faltó seguridad en sí misma ni ligues en la sala de espera. Reinaba en la barra del bar, conocía todos sus secretos. Llegaba al pub, oteaba el panorama y escogía. Así de fácil. De hecho, aprender su técnica depurada fue una de las lecciones más provechosas de mi época universitaria. Y si ahora ella también dice que ya no liga, mal vamos.
 Vía coolvibe                        
"Los hombre que me interesarían buscan 'fast girls' -palabras textuales- y yo ya no quiero eso, ya no soy eso. A mí el 'fast love' ya no me interesa. Busco algo más, alguien con quien querer quejarme en compañía de lo mal que va todo. Sex & Benefits."  ¿Sexo con prestaciones? Le doy vueltas a la idea durante quince segundos y caigo en la cuenta de que los veintitantos también han pasado por mi amiga. "Bienvenida a mi mundo Paz. En realidad you're looking for Love".
¿Qué es lo que buscáis vosotr@s en la ciudad y no encontráis?
Al despedirnos dejó una pregunta en el aire: "¿Crees que no queda porque ya nos lo hemos acabado ya?"
Y le dije: "De corazón espero que no... O alguien se habrá comido mi parte"
Feliz Fin de Semana

miércoles, 25 de mayo de 2011

3x08 Cuento veraniego con moraleja

Voy a contaros un cuento cuya moraleja llevo en los hombros cubierta con compresas de vinagre toda la semana:

É
rase una vez, Eva Leroca, que durante el verano en que terminó la carrera la pifió dos veces. Dejemos que ella nos lo cuente:
                                                    Vía wehearit

#1 Me había pasado el invierno en el gimnasio con Miss A, y con el propósito de lucir aún más estupendas en la Cena de Gala, nos tiramos una mañana al rico Sol de mayo en la Malvarrosa, con protección bb (bajísima y barata). Y terminamos como se termina siempre, como cangrelebras: coloradísimas como cangrejos primero, para pasar después a ir perdiendo la piel por los rincones como víboras cualquiera.

En la pifia #2 también tuve a Miss A como compañera de fatigas. Situémonos: primeros de julio en Almuñecar, un día nubladísimo. Ya estabamos morenas pero, demostrando que habíamos aprendido la lección -¡ja!- nos pusimos la protección pertinente. Aunque como 'el Lorenzo' brillaba por su ausencia, consideramos que no necesitábamos sombrilla: eso lo dejábamos para las familias con niños y nevera. Al día siguiente, de turisteo por la zona, empecé pronto a  sentirme un poco mareada y el dolor de cabeza me llevó a caer en una agonía retransmitida a cámara lenta bajo un Sol justiciero. De vuelta al apartamento tuve que tumbarme en cada sombra para levantarme sólo por la promesa de que ya quedaba un metro menos. El resto del día lo pasé tirada en el suelo del comedor, buscando el falso frescor de los azulejos, con una insolación por veredicto y la autopromesa engañosa de haber aprendido la lección, del nunca más.

Como podréis entender queridos niñ@s, la moraleja de este cuento es que la memoria es frágil y tiende al extravío, lo que nos hace susceptibles de cometer los mismos errores una y otra vez. Prueba de ello es la camiseta de tirantes silueteada en tonos fucsias sobre mi piel por pasarme la mañana del sábado  por ahí, de picos pardos, sin crema que valga, y que me temo me costará quitarme de encima varias semanas.

¿Tenéis vosotr@s alguna batallita bajo el Sol que contarme?
Aprended de mi error amig@s y tatuaos como imprescindible para el verano un Spf del 30.
Sombrero y abanico opcionales.
Buen miércoles.

domingo, 15 de mayo de 2011

3x07 BSO para una ducha relajante: In my veins

¿Y
aaaa?? Llega el fin de semana y eso es lo primero que se me ocurre decir. ¿Ya? Me miro en el espejo mientras me desmaquillo y no me reconozco. ¿Ya? No hace tanto lo que me preguntaba era porqué tardaba tanto en llegar. Y ahora lo que me preocupa es todo lo que no me dio tiempo a hacer de lunes a viernes. ¿Yaaa? Sí, ya. La semana ha cambiado para Eva en algún punto de los veintitantos. Ahora –ya- los domingos necesito descansar, cargar pilas, ponerme crema hidratante y planificar el próximo asalto al tren del dinero semanal.

Pero, oh Eva, you’re still in my veins, aren’t you? ¿No hay de vez en cuando algo que de repente shine down your face, que hace que el espejo te devuelva aquellas ganas de comerte el mundo?

                                          Vía wehearit
 
Sí, todavía hay un momento en el que el fin de semana es un cofre que atesora todo la esencia de la juventud: la cena con los amigos, el pintalabios, los tacones y la sonrisa pícara, los grandes planes, las risas. ¡Oh! You’re still in my veins and I cannot get you out.



¿Reconocéis vosotr@s el rostro que os devuelve el espejo los domingos?
Espejito, espejito, dime que Eva está aún ahí, que todavía no me he ido.

Este fin de semana, la música para una ducha relajante la pone Andrew Belle y la trajo –al menos a mi vida- la shooking finale de Anatomía de Grey del año pasado. Pronto oiremos la que nos traerá la de este año, que por lo que suena, será también genial, aunque irá por otros tiros igualmente devastadores ;P
Feliz domingo
Related Posts with Thumbnails